Incendio en el parque nacional sierra de Bahoruco (2013/08/29)

En esta imagen MODIS, tomada hoy por el satélite Aqua a las 2.10 pm, hora dominicana, se observa una pluma de humo viajando hacia el oeste desde el área de Canote.

Composición en color real del satélite Aqua, sensor MODIS, tomada a las 2.10 pm hora dominicana del día de hoy (29 de agosto). Mediante las bandas térmica e infrarrojo medio, MODIS detecta las anomalías de temperatura, indicándolas con recuadros rojos; la más al norte se sitúa justo sobre Canote, y la otra al oeste del centro de visitantes. Se observa una pluma de humo viajando hacia el sudoeste (fuente: http://lance-modis.eosdis.nasa.gov/imagery/subsets/?subset=GreaterAntilles.2013241.aqua.250m)

Composición en color real del satélite Aqua, sensor MODIS, tomada a las 2.10 pm hora dominicana del día de hoy (29 de agosto). Mediante las bandas térmica e infrarrojo medio, MODIS detecta las anomalías de temperatura, indicándolas con recuadros rojos; la más al norte se sitúa justo sobre Canote, y la otra al oeste del centro de visitantes. Se observa una pluma de humo viajando hacia el sudoeste (fuente: http://lance-modis.eosdis.nasa.gov/imagery/subsets/?subset=GreaterAntilles.2013241.aqua.250m)

Aunque la pluma no es indicativa de que el incendio esté activo, se detectan anomalías térmicas (recuadros rojos) que sí lo sugieren. Para mañana se esperan lluvias que podrían ayudar en las labores de extinción.

Este incendio fue detectado por primera vez en el registro de anomalías térmicas del sensor MODIS el pasado domingo 25 de agosto. El punto probable de origen del incendio está entre Canote y Pelempito, donde hay importantes superficies de pinar; en esta entrada se puede ver la localización con mayor precisión.

Las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente están en el área desde el lunes pasado, trabajando en labores de extinción. Aunque se asegura que se trabaja arduamente, al parecer el viento está complicando el trabajo.

Las causas todavía no han sido esclarecidas, pero tradicionalmente estos incendios se atribuyen a hogueras mal apagadas por personas que se desplazan dentro del parque, o incluso piromanía. En un estudio de los incendios forestales ocurridos en las últimas décadas en la sierra, se detectó una importante cantidad de fuegos provocados por “monteros” (cazadores de puercos cimarrones o de otras especies de fauna).

Dr. José Ramón Martínez Batlle (Ph.D)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *