Mapa de parcelas del Parque Nacional Jaragua y su entorno, tomado de su Plan de Manejo de 1986 (el mal llamado caso Bahía de las Águilas)

Mucha noticia ha habido en estos días sobre el tema del “acuerdo transaccional” entre el Estado y las personas que alegan poseer derechos sobre parcelas de la provincia Pedernales.

Las reseñas se han centrado erróneamente sobre Bahía de las Águilas. No se trata de una amenaza a dicha playa, ¡NO! Se trata de un tema de mayor envergadura sin precedentes en la historia de la conservación de áreas protegidas en República Dominicana. Se pretende intervenir sobre la totalidad del territorio emergido del Parque Nacional Jaragua y en otras áreas protegidas próximas.

Hay que recordar que esta área protegida fue establecida el 11 de Agosto de 1983 mediante el decreto presidencial No. 1315, y su delimitación actual corresponde a la contenida en la Ley Sectorial de Áreas Protegidas No. 202-04, la cual fue confirmada posteriormente por el decreto 517 de 2009.

Según Grupo Jaragua, en la “Denuncia ante la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales sobre Demarcación y venta de terrenos dentro del Parque Nacional Jaragua” (mayo de 2011), el área protegida “forma parte de las áreas núcleo de la Reserva de la Biosfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo, reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Educación (UNESCO) en 2002. Es además una de las Áreas Importantes para la Conservación de Aves (AICA) de la República Dominicana, y un Área Clave para la Biodiversidad (KBA)… representa de manera única e incomparable la naturaleza prístina de las Antillas, particularmente de los ecosistemas áridos y costero-marinos. Contiene numerosos ecosistemas, desde distintos tipos de bosques naturales hasta playas, costas rocosas, humedales, pastos marinos y arrecifes de coral. Es además una muestra singular de ecosistemas pertenecientes a importantes provincias biogeográficas de La Española y las Antillas, que han servido como centros de especiación para el resto del Caribe. Esto hace que su flora y su fauna sean únicas, encontrándose altos niveles de endemismo (o sea, especies que solo existen ahí).”

MAPA DE PARCELAS CATASTRALES, SEGÚN LÍMITES EN DNP (1986), SOBREPUESTOS SOBRE ÁREAS PROTEGIDAS DE LA PROVINCIA PEDERNALES. Elaborado por: Dr. José Ramón Martínez Batlle, Ph.D. (febrero 2013).  Haz clic sobre la imagen para visualizarla en máxima resolución.

MAPA DE PARCELAS CATASTRALES, SEGÚN LÍMITES EN DNP (1986), SOBREPUESTOS SOBRE ÁREAS PROTEGIDAS DE LA PROVINCIA PEDERNALES. Elaborado por: Dr. José Ramón Martínez Batlle, Ph.D. (febrero 2013). Haz clic sobre la imagen para visualizarla en máxima resolución.

A juzgar por el mapa mostrado arriba, y aun reconociendo las limitaciones en cuanto precisión cartográfica, y consultado el Poder Especial al Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo (P.E.No. 7-13), no cabe duda de que el Parque y otras áreas protegidas están amenazado. Nótese que las parcelas catastrales de las áreas protegidas de la provincia Pedernales son, especialmente, la 215-A (prácticamente en su totalidad dentro del PN) y la 215-B-3, así como la 215-B-1 y la 215-B-4.

El Poder cita varias parcelas dentro de la denominada 215-A y la 215-B-3. Llama la atención que dicha relación no transcribe los números consecutivos en todos los casos; por ejemplo, de la parcela 215-A-31 se pasa a la 215-A-35, también se excluye la terminada en 45, así como desde la 55 a la 64, y de la 72 a la 81.

Consumar este “acuerdo transaccional”, y ejecutar un plan de desarrollo que reduzca la calidad ambiental de este recurso, además de que sentaría un mal precedente, supondría la destrucción de estos ecosistemas únicos.

Sería deseable que las autoridades mostrasen información cartográfica sobre este tema, para que podamos hacernos una idea de la magnitud del problema.

Como se ve, no se trata del “caso Bahía de las Águilas”, sino del conjunto del Parque Nacional Jaragua y de otras áreas protegidas de la provincia. Se distrae a la opinión pública cuando se refiere a dicha playa exclusivamente. Estamos hablando de un territorio mucho mayor, con muchos atributos naturales y con la misma o mayor fragilidad que la Bahía.

(Nota: si desea recibir notificaciones por correo electrónico relacionadas con la actividad de este blog, vaya a esta dirección y suscríbase)

ACTUALIZACIÓN 26/08/2014

Las parcelas vistas en un servidor de mapas:

Y en este vínculo, una vista más grande, con más herramientas de navegación y consulta del servidor de mapas mostrando las parcelas.

Dr. José Ramón Martínez Batlle (Ph.D)

Comments

6 pensamientos en “Mapa de parcelas del Parque Nacional Jaragua y su entorno, tomado de su Plan de Manejo de 1986 (el mal llamado caso Bahía de las Águilas)

  1. Pingback: 18MINIS cyber seccion de Walker » CibaoNews

  2. Un aspecto muy preocupante es que con este “acuerdo” se crea un precedente legal que pone en peligro TODAS las áreas progegidas del SINAP. Legaliza la ocupación y el robo de tierras.

    Los terrenos de las áreas protegidas deben registrarse a nombre del ESTADO, son patrimonio dominicano y están protegidas por las leyes y la constitución de la RD.

    Si alguien adquirió “de buena fe”, lamentamos el engaño, pero existen mecanismos para reclamar y el GOBIERNO no tiene por qué resolverle el problema a los “adquirientes de buena fe”, tiene que HACER CUMPLIR LAS LEYES Y LA CONSTITUCION. El sur TIENE que desarrollarse, pero no a este precio, no sobre la base de un ROBO a nuestro patrimonio natural, no sobre la base de LEGALIZAR UN HECHO DELICTIVO con repercusiones nacionales de alto impacto. Realmente es INDIGNANTE.

  3. Pingback: Mapa de parcelas del Parque Nacional Jaragua y su entorno, tomado de su Plan de Manejo de 1986 (el mal llamado caso Bahía de las Águilas) « Salvemos Bahía de las Águilas y el Parque Jaragua

  4. Bueno, le parque Nacional de Jaragua es una de las pocas ares de reservas de ecosistema natural con la que cuenta la nacion. En ella existen los mas bellos y exoticos paisajes jamas visto en el lpais.
    Si se realiza un plan de desarrollo local que no pase como en otras partes en la que somos extranjeros en nuestro propio pais donde nosotros no tenemos aceso ni mucho menos de disfrutar de nuestras riquezas naturales.
    Los proyectos que alli se realiazen deben respetar atodas las normativas ambientales prudentes que permitan la conservacion intacta de los mismos.
    Todos sabemos por experiencia propias que en la mayorias de los puntos donde se mencionan dichos proyectos de desarrollos ha sido cuestonado porque para nadie es un secreto que a aquellos que hacen alardes de buenos patriotas, en el trasfondo todos sabemos que solo buscan sus beneficios propios y lo que menos le interesan son dichos valores naturales que los mismos poseen.
    si se implementan dichos programas se deben hacer bajo el respeto a la biodiversidad, cosas que nunca se han cumplido en este pais, porque todo lo destruimos en nombre a un famoso y supuesto desarrollo.
    Nuestros recursos naturales estan por encima de cualquier proyecto que en honor al desarrollo muchos hacen aluciones.
    por otro lado estan las cndiciones sociales, que alli prevalecen en la mayoria de las poblaciones que alli habitan, en que les beneficiara, o le perjudicara
    no estamos opuesto al desarrollo, solo queremos que el mismo se haga bajo los parametros indicados donde los mas beneficiados sean las comunidades que alli viven desde hace muchos años.

  5. Estamos dispuestos a defender el patrimonio de todos los Dominicanos, cueste lo que cueste, no vamos a permitir que se legalice el fraude mas colosal y grosero que se ha cometido contra este pais y las intenciones del gobierno Peledeista de darle connotacion de legalidad a esa monstruosidad, la justicia debe actuar y todo aquel, que ose reclamar una pulgada en esas tierras debe ser apresado y procesado por robo, de patrimonio publico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *